Vista de Mataró desde las Cinco Sènies. La ciudad se juega el futuro en la economía verde. Foto: R.Gallofré
Vista de Mataró desde las Cinco Sènies. La ciudad se juega el futuro en la economía verde. Foto: R.Gallofré

Mataró se juega su futuro en la economía verde

Los proyectos en el entorno de la economía circular y la gestión del agua y de la energía tienen que atraer de empresas y talento, generar puestos de trabajo y transformar el modelo productivo de la ciudad

Mataró necesita un revulsivo económico para sacar la ciudad de la situación delicada que vive, a raíz de las sucesivas crisis que la han empobrecido a marchas forzadas. La ciudad que se volcó en el totxo para contrarrestar la decadencia del textil se vio arrasada por la crisis del 2008 que desguazó el sector de la construcción, y cuando apenas se empezaban a divisar brotes verdes, con el TecnoCampus como faro, la Covid y todos los efectos socioeconómicos asociados los ha pisado todos. Con una de las rentas per cápita más bajas y una tasa de paro récord de entre las ciudades catalanas de más de 50.000 habitantes, Mataró necesita reinventarse. Y el camino elegido es la economía verde.

Sostenibilidad y medio ambiente marcan los proyectos de futuro

Los principales proyectos económicos de futuro de la ciudad giran en el entorno de la sostenibilidad y el medio ambiente. De las cuatro iniciativas que Mataró presentará a las convocatorias de fondos europeos Nextgeneration, los dos más ambiciosos están vinculados directamente a la economía circular, al reaprofitament de recursos, a la gestión de los residuos y a la generación de energía limpia. Sectores en linde, susceptibles de recibir el apoyo económico de una Europa obsesionada al hacer frente al cambio climático a través de la transformación del modelo productivo de los países miembros.

El gràfic que resumeix l'Economia Circular.

El gráfico que resume la Economía Circular.

Pero más allá de la lluvia de millones europeos que puede recibir Mataró para iniciarlos, hay que ver si estos proyectos tienen realmente la capacidad de reavivar el tejido económico mataroní. Podrán atraer empresas en la ciudad? Generar puestos de trabajo? Cambiar una economía hoy demasiada vuelco en el sector servicios? Preguntas que obtendrán respuesta a lo largo de esta década; los proyectos están diseñados, trazados y presentados a los ministerios correspondientes y en Bruselas. No hay vuelta de hoja, los dados ya están lanzados.

Un hub de empresas en el entorno de la economía circular

El proyecto más ambicioso que tiene Mataró en mente, a la altura del que fue el TecnoCampus ahora hace 10 años, es el Parque de la Economía Circular, que se tiene que instalar en el polígono de Mata-Rocafonda. La inversión total es de 118 millones de euros para crear un "ecosistema territorial para la transformación del modelo productivo y de consumo", como resta el proyecto. Qué quiere decir esto? Se concretará en la creación del Espacio Rehacer, un edificio singular donde, por un lado, se recuperará el material surgido de los residuos voluminosos que se recogerán puerta a puerto en la ciudad; y por la otra, se ofrecerán servicios de autoreparació, asesoramiento y divulgación, orientados a la reducción de residuos.

En el entorno de este equipamiento pionero en el estado se quiere generar un nuevo Hub de Innovación Circular, el grande quid de la cuestión: se quieren atraer empresas y proyectos vinculados a la economía circular, con una incubadora y una oficina estratégica que impulse actividades de I+D+Y y promoción y aceleración de proyectos empresariales. Al estilo del que hace el TecnoCampus pero con proyectos empresariales relacionados con la gestión de los residuos y de la energía. Una iniciativa que también tiene que permitir potenciar el polígono de Mata-Rocafonda.

Facana PMC 1024x522

Fachada del Espacio Rehacer, centro del Parque de la Economía Circular

El proyecto se extén al ámbito agrario, involucrando los productores de las Cinco Sènies para combatir el derroche alimentario y la promoción del compostaje comunitario; el ámbito textil, para recuperar el residuo que generan las industrias de este sector todavía importante en el Maresme (de la mano de firmas como Hallotex, Girbau o Griño); el químico, a través de la recuperación del poliuretano y la generación de segundas materias en base al reciclaje otros materiales (con el apoyo de empresas como Sacyr o Dow Chemical); y el energético, captando C02 fósil y biogènic, de cara a producir hidrógeno verde a partir de la electricidad generada en el proceso de combustión de los residuos.

Las claves

  • Mataró ha presentado cuatro proyectos a los fondos europeos NextGeneration, dos de ellos vinculados a la economía verde
  • El Parque de la Economía Circular supone una inversión de 118 millones de euros, superior a la que requirió el TecnoCampus
  • El reaprofitament de los residuos es uno de los vectores por los que apuesta la Unión Europea hacia un modelo productivo más sostenible
  • La gestión del agua y las nuevas fuentes de energía, en el entorno del nuevo depósito de Cerdanyola, se presenta como una oportunidad
  • Mataró quiere atraer empresas, talento y Y+D+Y en todos estos ámbitos, y generar puestos de trabajo para la ciudad

Gestión integral del agua

En el entorno del nuevo depósito de aguas se generará un hub de empresas del sector

El segundo grande proyecto presentado a los fondos europeos está vinculado a la gestión del agua, bajo el título 'Mataró Urban Resilience Loops'. En este caso se construye en el entorno del nuevo depósito y planta de gestión que Aguas de Busot de Mataró está edificando en el entorno de la ronda Bellavista, a Cerdanyola Norte. Una obra de grandes proporciones que quiere servir de punta de lanza para lograr la transición ecológica en el ciclo del agua, la energía y las infraestructuras naturales. Mataró trabaja para mitigar la dependencia de cuencas externas sobreexplotades a partir de la captación y potabilización de aguas subterráneas propias, así como el reaprofitament de agua regenerada proveniente del tratamiento terciario de la depuradora, en esta caso para usos agrícolas, industrial y de servicios.

Vista de part del sector del Sorrall, on hi ha la finca afectada, des de la Ronda Bellavista

Obras al futuro parco de Bellavista, donde se está construïnt el nuevo depósito de agua

Este nuevo ciclo requiere de mucha investigación e inversión, motivo por el cual se quiere aprovechar para generar un hub de empresas vinculadas a la innovación del agua, que promueva la concentración del conocimiento vinculado a los sistemas innovadores de tratamientos de aguas, promoviendo la investigación y la transferencia de tecnología. A banda, se prevé la creación de uno centre e gestión que asuma las actividades de telecontrol sobre la recàrrega del acuífero, la gestión de los flujos energéticos y la sincronización de las pides con los acontecimientos meteorológicos.

Salud y conocimiento, los otros dos grandes proyectos

Además de las iniciativas vinculadas directamente a la sostenibilidad y la economía verde, Mataró cuenta con dos otros esos estratégicos por los cuales también espera recibir fuentes europeos Nextgeneration. Uno de ellos, centrado en la salud, en concreto en el envejecimiento activo y las personas frágiles como por ejemplo la gente mayor o con discapacitado, que atraiga empresas vinculadas a la innovación en estos ámbitos. Por el otro, el llamado Distrito del conocimiento, que quiere potenciar la formación profesional que nutra las empresas del territorio, y la formación continuada, centrada en la población activa laboralmente que necesite actualizar sus conocimientos.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?