emprenedora
emprenedora

Las delicias de Nani, sin gluten pero con todo el gusto

En la calle de Cuba de Mataró ha abierto una panadería y pastelería especial para celiacos con producto de la máxima calidad

Hace todo tipo de pan y reposteria artesanales

Los celiacos y las personas con intolerancia al gluten no tienen que renunciar al sabor. Puede parecer una obviedad, pero no siempre ha sido así. El mercado 'gluten free' es lleno de productos industriales sosos, sin gusto ni alma. Por suerte para los mataronins y mataronines en esta situación acaba de abrir en la calle de Cuba una panadería y pastelería que llega para cambiar la situación. Se llama 'Las delicias de Nani' y al detrás de ella está Encarna Moreno y una historia de vida que la llevó a emprender, de la mano con el TecnoCampus.

Al hijo de lo Encarna le diagnosticaron celiaquia con solo siete anñitos el 2015. "Aquello nos cambió la vida, nos tuvimos que formar y aprender a organizarnos a la familia pero también me enseñó un camino. Estudié un máster de repostería sin gluten y una vez formada di el paso: quería abrir mi propio negocio". De la experiencia de vida y la determinación de emprender salió 'Las delicias de Nani', un obrador artesanal que cada día cautiva más miradas y clientes que entran, compran y salen convencidos.

"El mío es un horno donde hacemos pan con todo el gusto, que incluso huele a pan!", describe lo Encarna que trabaja con gran dedicación y tenacidad las mejores harinas sin gluten del mercado. De momento ha apostado fuerte por el pan, que es su mejor carta de presentación. Pan de payés, molletes, pan tierno, panecillos, panecillos para hamburguesas… pero también va introduciendo la reposteria cómo magdalenas, donuts, pasteles. Incluso hizo alguna mona de Pascua. "Las personas celiacas no tienen que renunciar a ningún gusto, a ninguna tradición, a ningún dulce, a ningún pan… por eso estamos aquí", describe Moreno.

Detrás de 'Las Delicias de Nani' hay mucha dedicación. El género 'gluten free' cómo las harinas requieren de mucha dedicación, son exclusivas y siempre se tienen que trabajar frescas. Cada día trabaja de lo lindo para que la clientela, que va además, tenga su pan o sus pastas a punto. Y esto en el centro mismo de la gastronomía mataronina, a tocar de la Plaza de Cuba.

Encarna explica que "para hacerme a la idea de poder trabajar de aquello que había estudiado al máster y para tener ayudas y asesoramiento fue clave tener la ayuda y el apoyo del TecnoCampus". Han sido casi tres años trabajando de la mano "desde el plan de empresa y negocio hasta la validación del proyecto, ha sido un proceso que acaba cuando voces y también ven que el proyecto es bueno". Entonces llega el momento de emprender. Entonces subió la persiana de 'Las Delicias de Nani'.

LA FICHA

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?