f1b860a2 c373 456f 9e42 4bfff0187189
f1b860a2 c373 456f 9e42 4bfff0187189

Tantos puestos de trabajo sin cubrir cómo durante la burbuja inmobiliaria

Las vacantes de trabajo a España están en máximos no ver en mucho tiempo... desde que el boom inmobiliario disparó la ocupación en construcción y dejó el paro en mínimos históricos

Hacía 13 años que no se veía una imagen tan pareciendo a la de la burbuja inmobiliaria. No es por el alto número de grúas (esto es otro tema), sino por la cantidad de puestos de trabajo sin cubrir.

Las vacantes a España están en máximos no ver en mucho tiempo... desde que el boom inmobiliario disparó la ocupación en construcción y dejó el paro en mínimos históricos.

"La tasa de vacantes está en máximos de los últimos 13 años", alerta Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research. La tasa de vacantes mesura la relación entre puestos de trabajo sin cubrir y población activa, utilizando los datos de vacantes declaradas a la Encuesta Trimestral de Coste Laboral y los participantes al mercado laboral provenientes de la Encuesta de Población Activa (EPA).

La tasa de vacantes ha ido aumentando ininterrumpidamente desde el principio de 2020, concretamente desde el segundo trimestre, coincidiendo con el estallido de la pandemia de la Covid-19.

Hoy, tres años después, hay tantos puestos de trabajo sin cubrir cómo en los años del boom de la construcción, según el último Observatorio Trimestral del Mercado Laboral, elaborado por Fedea y BBVA Research. "Esto confirma que las dificultades para realizar emparellaments laborales continúan elevadas", alertan desde Fedea.

"Durante el confinamiento se produjo un tensionament en el mercado laboral, con un aumento en el número de vacantes en relación con la tasa de paro. Ahora estamos en una situación intermitja entre el que sería un momento cíclico y el tensionament que observamos el 2007, cuando el número de vacantes logró un máximo en plena burbuja inmobiliaria con la tasa de paro en mínimos", observa Doménech.

La diferencia es que ahora hay un millón de personas paradas más. El 2007, el número de personas en situación de paro era de 1,8 millones. El 2023, la cifra de parados de la última EPA asciende hasta los 2,8 millones de personas, con la tasa de paro más alta de la Unión Europea.

Es la paradoja de las vacantes. "Desde hace 40 años, España siempre ha tenido el doble de paro que la media de los países avanzados. Ahora vemos cómo, además que esto continúa, hay un nuevo problema de dificultades para encontrar mano de obra, y es un problema más complicado del que temíamos", alerta Ángel de la Fuente, director ejecutivo de Fedea.

La relación de vacantes respecto a asalariats ya marcó máximos al primer trimestre de 2023, desde septiembre de 2013, que es cuando empieza la estadística de vacantes del Instituto Nacional de Estadística (INE). En total, alrededor de 150.000 puestos de trabajo sin cubrir.

Esto se traduce en que el 71 % de las empresas españolas tiene dificultades para encontrar mano de obra. "Esto está pasando incluso en sectores con demanda. España no lo puede permitir", explicaba hace unos meses Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme.

Las cifras reales son todavía más descoratjadores. De este 71 % de empresas con problemas para cubrir puestos de trabajo, resulta que solo un 44 % está buscando trabajadores de forma efectiva. Y el resto? "El resto están desanimadas y han dejado de buscar porque no encuentran", señala Diego Barceló, autor del último Barómetro sobre vacantes al mercado laboral de Cepyme.

"Con el problema de paro que tenemos, tendría que ser fácil ocupar las vacantes, y aun así ahora hay un tensionament que no existía antes", observa Barceló y alerta que el problema todavía es mayor, puesto que hay 3 actividades (inmobiliario, suministro de gas y electricidad e industrias extractivas) donde la INE no ha reflejado ninguna vacantes en los últimos 5 años y medio, "y seguro que se han producido".

Las vacantes pueden aumentar en momentos de expansión económica puesto que las empresas crean nuevos puestos de trabajo al mejorar sus previsiones, y también pueden producirse en épocas de crisis, cuando las empresas dilatan los reemplazos de los empleados que se jubilan por miedo a un aumento de costes.

No solo una cuestión económica

Pero la coyuntura económica no es el único fenómeno que explica un incremento de los puestos de trabajo sin cubrir, explica Barceló: "también pasa por un desajust entre las habilidades de los parados y las necesidades de las empresas, y esto es un fenómeno de difícil medida".

"Aunque una parte de las vacantes puedan explicarse por el rebote de la economía, la enorme falta de mano de obra es un problema de causas estructurales que se resolverían acercando la formación a las necesidades de las empresas", coincide De la Fuente.

Fuente: businessinsider.es

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?