Las mejores posturas para dormir.
Las mejores posturas para dormir.

Paula Saez

¿Problemas para dormir? Prueba las mejores posturas

Si tienes ningún tipo de problema para dormir plácidamente y durante las horas recomendadas, puedes seguir esta serie de posturas para poderlo tratar de solucionar.

Gran parte de la población sufre de insomnio o lo ha sufrido en algún momento de su vida. Se trata de un trastorno que se produce por la imposibilidad de coger el sueño con facilidad y hace que nos mantengamos despiertos por mucho que tratamos de dormir, o bien que nos despertemos en mitad de la noche y no podemos volver a dormir. Aunque lo más recomendable siempre se consultar a un médico experto porque trate nuestro caso particular, sobre todo en el caso de sufrir de insomnio crónico, podemos empezar a trabajar en nuestros problemas para dormir si probamos las mejores posturas cuando llega la hora de descansar.

Os las explicamos a continuación, además de recomendar que tengáis una buena alimentación, para que la digestión no impida dormir plácidamente y hacéis ejercicio para fortalecer vuestra espalda y evitar los males que en ocasiones incrementan la incomodidad al dormir

¿Por qué tenemos problemas para dormir?

Hay muchas causas que pueden incrementar la dificultad para coger el sueño y producir insomnio. Varían en función de cada persona y su situación vital del momento, por lo cual no podemos mencionar unas razones aplicables a todo el mundo. Todavía así, sí que hay motivos o situaciones que complican el poder dormir con normalidad y las horas recomendadas:

  • Tener unos horarios de sueño irregulares: si somos de aquellos que dormimos siestas todos los días y solemos ir a dormir tarde, se normal que nuestra mente y nuestro cuerpo no estén preparados para descansar por las noches y durante las 8 horas recomendadas.
  • Mala alimentación o hábitos poco saludables: como fumar, tomar alcohol y una gran cantidad de cafeína. Todo esto puede alterar el sueño y hacer que no llegamos a las fases más profundas del sueño.
  • Causas médicas: tanto por enfermedades hormonales y neurológicas cómo por molestias digestivas, cardiovasculares y todas aquellas que pueden interrumpir el sueño por males (de ninguno, por ejemplo). Estas se pueden tratar, en mayor o menor medida, gracias a la medicación.
  • Enfermedades psiquiátricas: como la ansiedad, la depresión o la esquizofrenia. En ocasiones son todavía más difíciles de tratar, pero el primer paso se acudir a un psicólogo profesional para que trate nuestra situación.
  • Viajes y cambios horarios: el insomnio se puede producir, simplemente, para viajar y no estar acostumbrados al nuevo horario o lugar en el que nos encontramos. Esto, normalmente, se acaba ajustando a solas.

¿Cuáles son las mejores posturas para dormir plácidamente?

Por todo esto, podemos tomar una serie de medidas específicas. Aquí os dejamos las mejores posturas para dormir, una acción que podemos emprender desde ya y sin mucha dificultad para tratar de mejorar nuestros hábitos a la hora de dormir.

  • De lado: es la mejor postura, sobre todo en el caso de hacerlo apoyados en nuestro lado izquierdo. De esta forma conseguimos reducir la acidez estomacal y favorecer los procesos linfáticos. Además, ayuda en gran medida a que las mujeres embarazadas puedan dormir de la forma más plácida posible.
  • Barriga en alto: previene los dolores musculares, evita el reflujo y otros males estomacales y ayuda a que las funciones vitales funcionen mejor. Todavía así, no se demasiado recomendable para quien tiene tendencia de roncar y para embarazadas.

Por otro lado, las peores posturas para dormir son en posición fetal y hacia abajo, puesto que de esta forma restringimos la respiración diafragmática y ejercemos demasiada presión sobre los órganos. Además, en general, se recomienda contar con un buen colchón por que estas posturas hagan todavía más buen efecto a nuestro cuerpo.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?