-
-

Sílvia Ruiz

Un gegantó para recordar al Padre Joan Herrero

La pandilla gegantera de la Escuela pia crea un gegantó para recordar el histórico escolapio mataroní

La pandilla gegantera de la escuela Pia Santa Anna presentó el pasado sábado el gegantó que simboliza al Padre Joan Herrero. La pandilla quiere recordar así al escolapio con el objetivo de que se convierta en una figura muy presente en la ciudad que dé a conocer a todo el mundo quién fue el Padre Joan. Al acto s´ sumaron las pandillas geganteres del Corazón de Maria, la Llàntia, Valldemia, la Virgen María de Lourdes y la de las escuelas pies del barrio de Sant Antoni de Barcelona.

La presentación del gegantó se hizo en el contexto del IX aniversario de la giganta Anna de la escuela. Desde los más pequeños hasta los adultos pudieron disfrutar de un ambiente de fiesta para dar la bienvenida al nuevo gegantó. Obra de Dolors Sanz y con ropa a cargo de Assumpta Majó de la tienda Mimosa, la figura se caracteriza sobre todo para tener los brazos libres y con movilidad para hacerlo más cercano a los niños, salvo que tanto definía al Padre Joan. De hecho, la finalidad principal es que, a través del gegantó, los niños conozcan quién fue y que hizo.

La cabeza de la pandilla gegantera de Santa Anna, David Berenguer, explicó porque creyeron que  la idea del gegantó era la más adecuada para representarlo. "Esta figura nos gustaba por la proximidad y la movilidad que tiene; creíamos que era la forma más adecuada de representar el carácter cercano del Padre Joan. Además, de este modo también podíamos dar entrada a la pandilla a chicos jóvenes que trajeran la figura", afirmó Berenguer. Desde la pandilla gegantera quieren que lo gegantó esté muy presente en la ciudad, "tal como lo fue el Padre Joan", afirman. Además, su objetivo a larga distancia es que este gegantó sea el eje para crear, dentro de la misma pandilla gegantera, otro grupo formado por chicos más jóvenes. "Nuestra visión es que dentro de unos años haya la pandilla gegantera de la escuela Pia Santa Anna pero también una pandilla joven que traiga este gegantó y que tenga también su propia actividad", explicaba David Berenguer.

Al acto también asistió Joaquim Fernández, primer teniente de alcalde y regidor de cultura, participación y nueva ciudadanía de Mataró. Él mismo, como antiguo alumno de la escuela Pia Santa Anna, recordó como "el Padre Joan estaba junto a la gente, nos repartía anissos y siempre que lo necesitábamos estaba allá. Era un hombre pequeño de estatura pero con un gran corazón". Por otro lado, también quiso estar presente el hermano del Padre Joan, lo Paro escolapio Agustí Herrero, el cual agradeció la iniciativa en nombre de toda la familia. 

El Padre Joan Herrero murió en octubre del 2011, el mismo año que fue nombrado mataroní del año. Directamente vinculado en la escuela Pia Santa Anna, fue hijo adoptivo de Mataró en 1998 y recibió la cruz de Sant Jordi en 2002. Ahora, el gegantó que lo representa se convierte en un nuevo homenaje y reconocimiento a su figura y a su tarea educativa y humana en Mataró.

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?