Qué es la inflación y por qué motivo lo tenemos que tener en cuenta
Qué es la inflación y por qué motivo lo tenemos que tener en cuenta

Redacción

Qué es la inflación y por qué motivo lo tenemos que tener en cuenta

Economía del día a día en un momento donde la situación está cambiando a nivel global. Cómo afecta esto al usuario normal y corriente?

La inflación hace referencia al aumento sostenido en el tiempo del precio de bienes y servicios. Concretamente, los economistas definen la tasa de inflación cómo el porcentaje de variación del nivel general de precios entre dos periodos consecutivos. Cuando esta tasa es negativa y los precios se reducen de manera sostenida, hablamos de deflación .

Como buena variable económica, la inflación se determina por el equilibrio entre la demanda y la oferta de dinero. La oferta de dinero la fija el Banco Central, mientras que la demanda depende de la cantidad de bienes y servicios que se intercambian en la economía (mientras que, para intercambiarlos, son necesarios el dinero). Cuándo la oferta de dinero crece más rápidamente que su demanda, cae el precio del dinero y tenemos inflación: la misma moneda de euro puede adquirir menos bienes y servicios. Por este motivo, los economistas afirman que la inflación es un fenómeno monetario.

La evolución de la inflación resulta de gran importancia en un país, puesto que refleja la evolución del coste de la vida. Por eso, los salarios, las pensiones de jubilación públicas, las tasas e impuestos específicos o los contratos de alquiler, entre otros, se suelen modificar (o así tendría que ser), en parte, en función de la inflación. Además, también es muy importante a nivel macroeconómico, puesto que la evolución de los precios es fundamental para la formulación de la política monetaria de un país. Teniendo en cuenta la relevancia que tiene, es fundamental mesurar la inflación de forma precisa y puntual.

La inflación, cuando se produce, repercute negativamente en nuestro día a día. Por ejemplo, si necesitamos pedir un préstamo los tipos de interés que no repercutirán serán más grandes y las personas que hayan adquirido una hipoteca con interés variable también pagarán un importe más grande. Al aumentar la inflación, cae el ritmo de la petición de créditos.

En cuanto a los impuestos, Hacienda repercute la inflación subiendo las deducciones de los tramos contributivos en función del que haya aumentado la inflación, puesto que, al subir los precios, necesitaremos más dinero para tener acceso a los mismos bienes.

Por otro lado, la capacidad de ahorro se ve disminuida, puesto que necesitamos más dinero para acceder a los productos o servicios que se hayan viste afectados por la subida. Además, normalmente los precios de los productos básicos, los que más consumimos cada día, son los que suben más. Esto, evidentemente, afecta la economía doméstica en general.

Así pues, cuando se produce una inflación notable, cómo últimamente, salimos perdiendo. Muchas cosas, y muchas de ellas necesarias en el día a día, son más caras. Los salarios? Raramente subirán en consonancia.

Fuentes: blog.caixabank.es y reclamador.es

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?