7e4b5929 574d 4076 ad84 aeacb71c92f6
7e4b5929 574d 4076 ad84 aeacb71c92f6

Capgròs.com - ACN

Los costes energéticos "condenan" el sector textil del Maresme

La factura del gas a la estampación se multiplica por cinco respeto el 2021  y ya hay empresas que empiezan a parar la producción

El sector textil del Maresme no se escapa de la "sangría" del aumento de los costes energéticos al conjunto de la industria. Asegema, la filial textil de la Federación de Asociaciones y Gremios Empresariales del Maresme (FAGEM), alerta que se está llegando a una situación límite y algunas empresas, de hecho, ya han empezado a parar la producción. "Estamos condenados a cerrar, ya no podemos trabajar más tiempo bajo coste", se lamenta el propietario de Estampunt, Josep Fofre. Y es que en el subsector de la estampación, uno de los que más maquinaria moviliza para sus procesos, la factura del gas se ha multiplicado por cinco respeto en 2021. El presidente de Asegema, Josep Espígul, afirma que cada camiseta que se produce hoy es "posando dinero encima".

Espígul asegura que las empresas están haciendo esfuerzos para "aguantar" y reivindica el carácter de un sector que en las últimas décadas se ha visto sumergido en otras crisis importantes, como la de la deslocalización a los países del este. "Nos adaptamos y lo habíamos superado con el paréntesis de la pandemia. Ahora volvíamos a retomar y nos viene esto", se lamenta.

Implicación de la administración o muerto del sector

Ante el nuevo escenario, Espígul, pero, no es tan optimista: "Ahora veo muy complicado que nos podamos adaptar". El presidente del gremio cree que todo el trabajo que pueden hacer las empresas ya está hecho y pide una respuesta por parte de la administración para evitar la muerte del sector en un periodo corto de tiempo.

En el escenario actual, asegura, es "imposible" trabajar y tampoco ve viable repercutir el sobrecoste energético en el producto final porque "el mercado no lo aceptaría". Las empresas piden que sea la administración quien aporte soluciones ya sea regularizando los precios o bien facilitando las paradas de producción a través de nuevos expedientes de regulación temporales.

L'estampació, el subsector més implicat. Foto: ACN

La estampación, especialmente afectada. Foto. ACN

Vacaciones y recalcular

De momento, algunas empresas ya han empezado a tomar medidas drásticas. Estampunt, con sede a Cabrera de Mar, ha dado quince días de vacaciones a los trabajadores para parar la producción unos días. Esta semana ha retomado parcialmente la actividad y aprovechará para calcular el coste exacto de cada máquina para revisar su política de precios.

El propietario de esta empresa de estampación, Josep Jofre, explica que en pocos meses la factura del gas se ha disparado por cinco. Mientras el marzo de 2021 pagó poco más de 14.000 euros de gas, las últimas facturas frotan los 70.000 euros por el mismo consumo. En las últimas semanas, la empresa ha tenido que anular algunos pedidos y se han perdido clientes.

El gas de un trimestre por el precio de todo un año

El mismo pasa a Textprint, a Argentona, que este primer trimestre del año prevé cerrar con el mismo gasto en gas que en todo el año pasado. Solo el mes de enero, la factura se multiplicó por cuatro, hasta superar de largo los 83.000 euros, y ahora la dirección esperará a cerrar el balance del trimestre para analizar a fondo los datos y tomar decisiones.

Comentarios (1)

Xx Hace 3 meses
Tendrian que contrastar las noticias antes de publicarlas, hay comite de empresa y seguro que tienen una versión muy diferente