pisos
pisos

El mercado de la vivienda cierra las heridas superficiales de la pandemia

El sector inmobiliario prevé recobrar con rapidez el nivel de las compraventas y los precios del alquiler, según CBRE

La recuperación del sector inmobiliario de la crisis financiera del 2009 fue lenta y larga. De hecho, la construcción fue la actividad económica más afectada y no ha llegado a recuperar los niveles precrisi más de 10 años después. La pandemia ha llevado ahora otra crisis, pero esta vez, la situación ha sido muy diferente. La consultora inmobiliaria CBRE asegura que el sector ha aguantado y que las bajadas producidas entre el 2020 y principios de este año ya estarán mayoritariamente revertidas en diciembre. Las heridas -superficiales- que ha provocado la covid-19 al mercado de la vivienda desaparecerán: el número de compraventas y los precios del alquiler volverán a niveles del 2019.

"El sector residencial ha sido de los más resilients durante la crisis de la covid-19, tanto el alquiler cómo la venta, y las previsiones para el segundo semestre del año son relativamente positivas", ha indicado Samuel Población, director de residencial y suelo de CBRE, durante la presentación del informe en lo referente al 2021. El director de la oficina de Barcelona de CBRE, Xavier Güell, ha ofrecido los datos de Cataluña y Barcelona. Durante el 2020, en la provincia se han vendido 48.000 viviendas, cifra que representa un 18 % menos que el año anterior. El coronavirus es el único motivo que encuentran desde la consultora, pero todo y el descenso de transacciones, el precio de los inmuebles de compraventa han aumentado un 1 % a todo Cataluña, por debajo de la media española.

La mayoría de transacciones se llevan a cabo a Barcelona y su cinturón


"El 40 % de las transacciones a Cataluña se concentran a Barcelona y el cinturón que conforman Terraza, Sabadell, Badalona y la Hospitalet", ha indicado Güell. De hecho, ha destacado el comportamiento de Badalona: "Cómo que Barcelona está limitada por fronteras geográficas, Badalona supone romper las costuras". El nivel de transacciones es próximo a los ratios de los años 2004 o 2006, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. Sobre todo crecen la demanda y la oferta de obra nueva. En cuanto a las previsiones, el informe de CBRE estima que este mismo 2021 aumentará el número de transacciones, un 5 %, hasta las 51.000. Los precios, en cambio, o bien se mantendrán o se reducirán ligeramente, un máximo de un 1 %.

Del alquiler turístico al residencial

Por otro lado, el importe de los alquileres a Barcelona ha disminuido, especialmente durante el primer trimestre del 2021. Al cierre de abril, los precios se habían reducido un 17 % en comparación al 2020. La media por metro cuadrado y mes es de 14,5 euros. "Muchos viviendas han cambiado de mercado, del alquiler turístico al residencial de larga duración, hecho que ha provocado un incremento de la oferta y, por lo tanto, un descenso de los precios", ha explicado Güell un fenómeno que se ha producido, sobre todo, en ciudades cómo Barcelona y zonas de costa. Pero esta situación no se alargará. El adelanto en la vacunación de la población y la reanudación de la movilidad internacional "corregirán" este cambio los próximos meses: "El alquiler volverá a la normalidad".

Otros indicadores a tener en cuenta

Un tercer indicador que analiza el informe de CBRE es la inversión en el mercado residencial. La provincia de Barcelona ha recibido un 17 % del total del Estado español durante el 2020. Según ha indicado Miriam Goicoechea, directora asociada de investigación de CBRE, la vivienda de alquiler es el que más crece en inversiones profesionales. "Actualmente, un 24 % de los hogares se encuentra en régimen de alquiler, pero prevemos que los próximos tres años crecerá hasta el 27,3 %", ha explicado. Este aumento de la demanda, sumado a una rentabilidad alta y un build tono levadura (construido para alquilar, en catalán) con una ventaja competitiva respecto al parque de alquiler envejecido atraen estas inversiones.

Previsiones moderadamente optimistas por el sector


Goicoechea ha desgranado los datos del conjunto del Estado español, donde se produjeron 487.000 transacciones durante el año pasado. Esto representa un descenso del 14,5 %, impulsado por la vivienda de segunda mano -que cayó un 17 %- y con una obra nueva que creció un 7,3 % -un aumento insuficiente para contrarrestarlo-.

Las previsiones de cara al 2021 son parecidos a las de Cataluña, con un incremento de las operaciones de compraventa de viviendas de un 5 %, hasta llegar a superar las 500.000. La compra por parte de clientes internacionales se han desplomado un 25 %, debido a las limitaciones de movilidad. Un 11,3 % del total de viviendas han sido adquiridos por extranjeros, con especial presencia e impacto en mercados cómo el de las Islas Baleares o Málaga. Todo y el brexit y una reducción del 6,4 %, los británicos siguen siendo los que más compran.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?