Inauguración de la Incubadora y el FabLAB Reimagine Textile textil empresa Tecnocampus. Foto: R.Gallofré
Inauguración de la Incubadora y el FabLAB Reimagine Textile textil empresa Tecnocampus. Foto: R.Gallofré

El futuro del textil está en Mataró

El proyecto Reimagine Textile, con sede en el TecnoCampus, quiere convertir Mataró en referente de sector promoviendo start-ups textiles que apuestan por la innovación y la sostenibilidad

Camisetas de tenis realizadas reaprovechando los hilos de las cuerdas de las raquetas; trajes de neopreno para la práctica del barranquisme hechos con caucho natural; tecnología de la NASA aplicada a la moda urbana porque se autoregule la temperatura; moda para practicar el yoga confeccionada con materiales procedentes de algas u hoja de eucalipto... Estas son tan solo algunas de las ideas que se reúnen a Reimagine Textile, un proyecto que se ubica al TecnoCampus de Mataró . El ingenio, la capacidad de inventar y de innovar y la necesidad de ser sostenibles y tener cura del planeta se dan de la mano para tejer el futuro del sector. Lo hacen en una ciudad con un pasado glorioso en este ámbito y un presente todavía potente pero afectado por múltiples crisis, y que quiere ser de nuevo referente.

"El futuro del textil es aquí", dijo el alcalde de Mataró y presidente del TecnoCampus, David Bote

"El futuro del textil es aquí", dijo el alcalde de Mataró y presidente del TecnoCampus, David Bote, en la inauguración de las nuevas instalaciones Reimagine Textile, celebrada el pasado martes 25 de mayo. Un proyecto conformado por una incubadora de empresas textiles innovadoras y de un laboratorio (el FabLAB) por testear los nuevos productos y tecnologías. El objetivo es convertirse en una plataforma para desarrollar nuevas oportunidades de negocio y experimentar con tecnologías punteras, de cara a abrirse en el competido mercado textil internacional. La única manera de hacerlo, según sus impulsores, es de la mano de proyectos innovadores tanto en su proceso creativo cómo en el producto final, y que a la vez sean sostenibles, que abracen el concepto de economía circular para extender al máximo el ciclo de vida de los productos.

ROM 3240

Una de las empresas presentes en el FabLAB del proyecto. Foto: R. Gallofré

Reimagine Textile es un proyecto impulsado por el Ayuntamiento de Mataró, el TecnoCampus y el centro tecnológico Eurecat, que acoge actualmente un total de 26 empresas start-up. Está financiado en su totalidad por el PECT (Proyectos de especialización y competitividad territorial), con una inversión de 100.000 € en el caso de la incubadora y de 127.000 € en el caso del FabLAB. La incubadora es el lugar ideal para que una start-up textil que apuesta por la innovación y las nuevas tecnologías pueda dar forma a su modelo de negocio, gracias a elementos cómo el mentoring especializado, la formación en sectores cómo la transformación digital, el networking con empresas similares o las oportunidades que el proyecto los ofrece a nivel de financiación. Además, pueden disfrutar del FabLAB, un espacio de experimentación y prototipaje donde testear los diseños y materiales utilizados. En este laboratorio los usuarios cuentan con una área de corte y confección, herramientas de fabricación digital como por ejemplo impresión 3D o corte laser, y catálogos de materiales innovadores y sostenibles con proveedores de confianza.

Inauguració de la Incubadora i el FabLAB Reimagine Textile tèxtil empresa Tecnocampus. Foto: R.Gallofré

Newex fabrica neoprenos para barranquismo hechos de caucho natural. Foto: R.Gallofré

La apuesta por la sostenibilidad

Los proyectos tienen que ser sostenibles a nivel medioambiental sin que se resientan como negocio

El textil del futuro será sostenible o no será. La obsesión para conseguir un modelo de producción y de gestión de los residuos mucho más ecológica y respetuosa con el medio ambiente es del todo presente a Reimagine Textile, consciente que o cambiamos este modelo productivo o el mundo se va a pique. Pero para conseguirlo hace falta que los proyectos también sean sostenibles económicamente. "Tenemos que conseguir los negocios apuesten por la sostenibilidad no tan solo por cuestiones de marketing o de respeto al medio ambiente, sino porque los sale por anticipado económicamente, porque los permite generar beneficios", explicó el Director general de negocio de Eurecat, el mataroní Miquel Rey. Por eso las start-up innovadoras que acoge Reimagine Textile analizan hasta el último detalle qué son las materias primeras que utilizan, cómo pueden valorizar los residuos hasta el detalle más impensable, y cómo pueden recuperar y reciclar el producto, un golpe finalizado y vendido.

De este modo se contribuye a lograr el círculo perfecto previsto dentro de la economía circular, donde todo se reaprovecha y nada se tira, de cara a evitar el agotamiento definitivo de los recursos minerales y agrícolas que nos mujer el planeta. El alcalde David Bote lo resumió en la siguiente frase: "Nada se pierde si se transforma". Para Mataró, además, esta apuesta tiene doble sentido, puesto que uno de los grandes proyectos de futuro de la ciudad es el Parque de la Economía Circular, que se ubicará en el polígono de Mata-Rocafonda y que, a través de diferentes estrategias, equipamientos y empresas especializadas, quiere crear un ecosistema territorial para la transformación del modelo productivo y de consumo.

Inauguració de la Incubadora i el FabLAB Reimagine Textile tèxtil empresa Tecnocampus. Foto: R.Gallofré

Inauguración de la Incubadora y el FabLAB Reimagine Textile. Foto: R.Gallofré

Quién participa a Reimagine Textile

El Ayuntamiento de Mataró, el TecnoCampus y el centro tecnológico Eurecat son los impulsores del proyecto, que cuenta con el Ayuntamiento de Calella como socio, la financiación de los fondos FEDER y de la Diputación y la colaboración de diferentes municipios maresmencs, el Consejo Comarcal y Asegema. La iniciativa se empezó a gestar en 2018 con el objetivo de hacer crecer y reinventar el sector textil de Cataluña en clave innovación, tecnología y sostenibilidad. El reto es muy ambicioso, puesto que quiere situar Mataró, icono histórico del textil, como referente mundial del sector en su vertiente más innovadora.


Cinco ejemplos de innovación textil

De las 26 empresas que acoge el proyecto, escogemos cinco que destacan por su modelo de negocio, por el uso de materiales sorpresivos y poco usuales, por la capacidad de reducir los residuos que generan y para dar una vuelta a la forma tradicional de hacer las cosas

Newex. Se centran a producir vestidos de neopreno para la práctica del barranquismo, un deporte de aventura que requiere de una vestimenta que aguante muy bien las abrasiones. "Son trajes sostenibles porque no se hacen de derivados del petróleo, sino de caucho natural. Además, damos una segunda vida a la materia delgada puesto que con los trajes descartados hagamos esteras de yoga", explican desde la start-up. El gran reto ha sido lograr, con estos materiales alternativos, una ropa bastante resistente para hacer barranquismo con seguridad y garantías. "Hemos tenido que investigar mucho y durante un largo tiempo, pero lo hemos logrado", constatan.

Redpanti. La empresa especializada en productos para la regla desarrolla, en el marco del Reimagine Textile, una calceta de regla por la absorción de flujo menstrual ligero, con el objetivo de reemplazar el uso de protector íntimo. Desde la start-up señalan que la prenda es ideal para las usuarias de copa menstrual, puesto que puede absorber cualquier pérdida que se tenga cuando esta se saca. "Intentamos dar una alternativa a los productos de usar y echar cómo los protectores de slip, y también buscamos materiales lo más sostenibles posibles, como por ejemplo el nylon reciclado.

Inauguració de la Incubadora i el FabLAB Reimagine Textile tèxtil empresa Tecnocampus. Foto: R.Gallofré

Infinite Athletic confecciona camisetas de tenis reciclando cuerdas de las raquetas. Foto: R.Gallofré

Infinite Athletic. Ropa de tenis 100 % sostenible con un concepto 100 % circular: para confeccionarla, reciclan las correas de las raquetas de tenis, de la cual extraen un nuevo polímero que sirve de materia delgada para las piezas. "Es algo que no se ha hecho nunca hasta ahora", constatan los promotores. Además, desde Infinite Athletic también reciclan las pelotas de tenis para hacer suelas de zapatillas deportivas.

Owl. La empresa hace prendas de ropa de residuo textil de los parapentes. "Son tejidos con muy buenas propiedades: térmicos, ligeros, impermeables hasta que los limpiezas en varias ocasiones..." explica el fundador de la empresa. Después de desarrollar varios prototipos, están confeccionando ropa 'outdoors', pensada para su uso en la micromobilidad (usuarios de patinete y bici eléctrica, por ejemplo). Uno de los retos es lograr un mayor grado de impermeabilidad y que todos los acabados también estén hechos de piezas reciclables.

Inauguració de la Incubadora i el FabLAB Reimagine Textile tèxtil empresa Tecnocampus. Foto: R.Gallofré

Owl crea ropa urbana con tela de parapente reciclada. Foto: R.Gallofré

Julia G. Escribà. Tecnología de la NASA aplicada a ropa urbana. La firma se ha hecho con una patente que hasta ahora se usaba para la indumentaria de los astronautas, que se adapta a la temperatura adecuada para cada usuario en base a una reacción química que la puerta a solidificarse si hace frío y a licuarse si hace calor. Así se prevé reducir el consumo textil puesto que se se eliminan capas de ropa necesarias, se apuesta por los colores atemporales, los diseños sin género y para evitar las producciones masivas.

Comentarios (3)

Carme Hace 3 meses
Aquestes iniciatives són molt interessants, fomenten la sostenibilitat del medi ambient mitjançant l'aprofitament de matèries/productes sobrants, evitant així l'augment de residus, i aplicant l'economia circular. Des del CEO del Maresme, també estem en aquesta línia, dedicant molts recursos a aquest tipus d'iniciatives, i ens oferim per a donar un cop de ma a totes les persones emprenedores que endeguen aquestes projectes i que requereixin instal·lacions, mà d'obra, transport,...Bona fei
amics del tèxtil i alcalde Hace 3 meses
A veure quan fem un acte de record de les confeccionistes. Milers de dones mataronines explotades que van ser el motor de la ciutat. Per cert, no feu jugar a en Bote als vostres actes... va dir treballaria per millorar la convivència als barris... un consell d'amiga!
x Hace 3 meses
Tot aixo estara molt be sempre que la produccio es quedi aqui i no marxi fora, no tot el mon del textil i els seus treballadors son disenyadors, aqui nomes s ha quedat diseny, administracio i magatzem, la produccio, que es lo que mes feina donava tant directa com indirectament ha marxat fora deixant a molta gent al carrer, a veure si aixo tambe ho recuperem.