Salvadores de comer: clienta y tendera al establecimiento Musgo. Foto: R.Gallofré
Salvadores de comer: clienta y tendera al establecimiento Musgo. Foto: R.Gallofré

Salvadores de comida

Establecimientos de alimentación mataronenses comercializan a precio reducido el excedente de productos frescos y totalmente comestibles que antes acababa en la basura, con una gran respuesta de los clientes

El derroche de comida es un problema enorme a nivel global. Un tercio de los alimentos producidos en el planeta acaban a la basura,lo que conlleva repercusiones descomunales en el ámbito económico, social, ético y medioambiental. A escala local este fenómeno también afecta a los establecimientos de alimentación, como por ejemplo tiendas, panaderías o bares y restaurantes, que se ven obligados a tirar a la basura muchos productos o platos todavía frescos y perfectamente comestibles porque se han quedado sin salida comercial, ya sea porque están un pelín demasiado maduros o con algún roce como para quedarse al estante de la fruteria, o porque se acaba el turno de la panadería y en el mostrador todavía queda producto que al día siguiente ya no se podrá vender.

Los productos se venden en franjas horarias concretas y en packs sorpresa

En Mataró, siguiendo el ejemplo otras ciudades de España, se está empezando a encontrar una solución en este problema. A través de una app, 'Too Good to Go', este tipo de establecimientos –cerca de una decena actualmente a la ciudad, a pesar de que se van sumando semana tras semana - pueden conectar con clientes a quienes vender su excedente alimentario a precios reducidos, en franjas horarias concretas y en forma de "packs sorpresa" que varían según la disponibilidad diaria. El comercio reduce el derroche de sus productos, los usuarios ahorran mucho dinero y descubren nuevas tiendas y restaurantes de su entorno, y el medio ambiente sale ganando. Os presentamos los "salvadores de comida" de la capital del Maresme.


Guerra al derroche de comer

Too Good to Go nació en 2016 cuando un grupo de amigos comía a un bufet libre de Copenhague (Dinamarca) cerca de la hora de cierre y fueron testigos de cómo gran parte de la comida sobrante del establecimiento iba directamente a la basura. Pensando en como encontrar una solución a este problema, acabaron creando una app que conecta usuarios con pescaderías, fruterías y verdulerías, panaderías, restaurantes y cualquier comercio de alimentación donde poder adquirir excedente de comida al final del día, para que no se derroche. "De este modo gana el establecimiento porque reduce ese derroche y las pérdidas económicas que le comportan; gana el usuario porque obtiene producto de calidad a precio reducido; y gana el planeta porque entre todos ayudamos a combatir este desperdicio", explica Carlos Garcia, responsable de comunicación de Too Good To Go España.

APP Too Goog

Cocinando con productos adquiridos en el App

En el mundo se derrochan 1.600 millones de toneladas de comida al año

El App, que opera actualmente en un total de 14 países y cuenta con 22 millones de usuarios, está operativa en España desde hace dos años con el objetivo de reducir las 8 millones de toneladas de comida que se derrochan cada año (290.000 en Cataluña). A nivel global la cifra llega a 1.600 millones de toneladas. "Tanta gente sin acceso a la comida y nosotros tirándolo a la basura", se exclama Garcia, que también señala que el coste del derroche se calcula en un billón de dólares al año. Otro dato que produce escalofríos: el 30% del sol agrícola del mundo se utiliza para cultivar alimentos que se acaban derrochando, y su producción genera el 10% de los gases que provocan el efecto invernadero. Un desastre en muchos sentidos, vaya.

ROM 0350

La app Too Good to Go, con establecimientos de Mataró

El funcionamiento del app es muy sencillo: descargar la aplicación, registrarse, geolocalizarse para que te ofrezca los establecimientos más cercanos, repasar las ofertas de packs que aparecen a diario (¡cuidado, que vuelan!), hacer el pedido, pagar a través de la aplicación y pasar a recoger la comida en el lugar y horario acordados (normalmente franjas de mediodía y anochecer, cercanas al cierre de los comercios).

La mayoría de usuarios son mujeres de entre 25 y 40 años

El perfil tipo del usuario de To Good to Go es gente joven de entre 25 y 40 años, mayoritariamente mujeres y con una gran conciencia medioambiental. Más allá de dar salida al excedente, Tono Good tono Go (que se queda un euro de cada transacción) también sirve como herramienta de promoción del establecimiento de cara a captar nuevos clientes, que quizás no lo habrían descubierto nunca si no fuera porque han encontrado la oferta a través de la app, y que pueden convertirse en clientes habituales.

Cómo funciona Too Good to Go

  • Descargar el App gratuitamente través de Apple Store o Google Play
  • Geolocalitzarte para encontrar los establecimientos más cercanos
  • Hacer el pedido de una o varias de las ofertas de los packs, con contenido sorpresa
  • Pagar directamente desde el móvil
  • Recoger en el establecimiento dentro de una franja horaria acordada

Molsa: kilos de fruta y verdura a un precio ridículo

La tienda ecológica voz como sus packs sorprendida plenos de productos en perfecto sido quieren cada anochecer

Molsa es una cooperativa de tiendas de fruta y verdura ecológica que abrió en la calle Santa Maria de Mataró el mes de marzo pasado. Coma en cualquier fruiteria y verdulería, la gestión del producto excedente acaba siendo un problema. "Intentamos ser muy cuidadosos para que no nos sobre comida, pero si no fuera por esta app bien es verdad que una parte pequeña acabaría a la basura", explica Montse Pellicer, encargada de la tienda. En Molsa acostumbran a prepararuno o dos packs diarios que ofrecen a través de To Good to Go para recoger al atardecer, a un precio de cinco euros y que acostumbran a durar poquísimo en la app.

APP Too Goog Botiga Molsa. Foto: R.Gallofré

Preparando un 'pack' en Molsa, en la calle Santa Maria. Foto: R.Gallofré

El contenido suele ser una caja rellena de pimientos, alberginies, melocotones...

El contenido es "sorpresa" cómo corresponde con este sistema, puesto que varía según el excedente diario, pero acostumbra a ser una caja de tres o cuatro kilos bien llena de pimientos, berenjenas, calabacines, melocotones o cualquier otra fruta y verdura de temporada. "Es género que siempre está un poco 'tocado' o ya bastante maduro y que por eso ya no ponemos en el estante para vender a los clientes que entren a la tienda, pero que está en perfecto estado para consumir", explican desde la tienda, donde se muestran "muy contentos" de haber encontrado una salida en este tipo de producto. "Nos gusta mucho hacerlo y los clientes son muy agradecidos", relata Pellicer, que define los consumidores de estos packs como gente joven muy avezados a las apps y las redes sociales. "Algunos de ellos son bastante hippies", bromea.


Catània: un menú completo a diario para el app

El restaurante mataronense ofrece sus guisos, pastas o pizzas con acompañamiento y postre, a un precio muy inferior al de cualquier tienda de comida preparada

"Cocinamos en el momento y por eso nos suele sobrar poca comida, pero sí que nos pasa con algunos guisos o platos de cuchara". En el restaurante Catania, en la calle Santa Isidor, hacía tiempo que buscaban una "solución" para poder dar una salida a estos excedentes que no fuera regalarlos o repartirlos entre el personal (nunca tirarlo a la basura). "Descubrimos Too Good to Go y nos pareció una idea genial", explica Daniela Brito, encargada del establecimiento.

APP Too Goog, restaurant Catània. Foto: R.Gallofré

Cocinando un menú en el restaurante Catània. Foto: R.Gallofré

"Nos suele sobrar poca comida, pero sí que nos pasa con algunos guisos"

En el restaurante Catània, pero, han decidido no comercializar el comer sobrante, sino que preparan un menú específico para poner a la venta a través de esta plataforma. "Por 3,99 euros ofrecemos un plato, como por ejemplo carne en salsa, brasa o pizza, con ración de patatas y una ensalada, y además unos postres, que ofrecemos en un envase foam compartimentado y biodegradable", destaca Brito. Cada mediodía y cada noche, al cierre de los turnos, se puede ir a recoger un de estos menús; cómo es habitual en la mayoría de establecimientos que participan de Too Good To Go, buena parte de la clientela son parejas jóvenes, a pesar de que también hay más de una ama de casa asidua porque estos menús tan económicos la ayudan a alimentar la prole.


Rostisseria Vanuza: pollo, macarrones, croquetas...

El establecimiento de Peramàs acababa tirando demasiado comida sobrante; hoy la gente del barrio saca mucho provecho de ella

"Solíamos preparar mucho más comer del que acabábamos vendiendo"

"Fue un cliente quién nos comentó un día que lo había visto por la tele, y realmente parecía hecho a medida para nosotros". Bertine Miguel, propietaria de la Rostisseria Vanuza en la plaza de Catalunya, reconoce que tenían un problema con la comida sobrante. "Nos resultaba difícil controlarlo, había semana que preparábamos mucho más del que acabábamos vendiendo. Intentábamos repartirla entre los amigos y familiares, pero una parte demasiado grande acababa en la basura", lamenta Miguel. Al establecimiento se habían planteado sacar adelante ellos mismos una versión rudimentaria de To Good Tono Go: poco antes de bajar la persiana por la tarde, vender a precio más económico los platos sobrantes.

APP Too Goog, rostisseria. Foto: R.Gallofré

En la Rostisseria Vanuza preparan packs repletos de comida. Foto: R.Gallofré

Ahora que forman parte del app, comercializan dos packs cada fin de semana a 4,99 euros que contienen una cantidad sorprendente de comida –hay que ser rápido para reservarlos puesto que tienen mucha demanda. "Los clientes me dicen 'uff, todo esto?', y se marchan muy satisfechos", explica Miguel, que calcula que el valor real de lo que ofrecen es el triple o cuádruplo. Pollo, croquetas, macarrones, postres... para clientes de todo tipo, entre ellos "varios que se nota que las pasan canutas económicamente y a quienes estos packs los ayudan mucho durante la semana", relatan desde la rostisseria.

 

Archivado en:

Comentarios (1)

Pilar Hace 1 mes
Una bona manera d'aprofitar els aliments i afavorir els que no tenen recursos.