Nueve Parque Central. Foto:R.Gallofré
Nueve Parque Central. Foto:R.Gallofré

Capgròs.com - ACN

Vivir cerca de espacios verdes reduce el síndrome premenstrual

Un estudio de ISGlobal relaciona la exposición de las mujeres a largo plazo a zonas verdes con beneficios en la patología

Las mujeres que residen en barrios con más espacios verdes tienen menos probabilidades de sufrir síntomas del síndrome premenstrual, en comparación con las que viven en vecindarios menos verdes. Esta es la conclusión de un estudio del Y nstitutde Salud Global de Barcelona (ISGlobal) entre más de 1.000 mujeres de 18 a 49 años de Noruega y Suecia, que también ha buscado si también interviene el Índice de Masa Corporal (IMC), la contaminación atmosférica o la actividad física.

Las conclusiones mostraron que las mujeres que vivían en barrios con más espacios verdes presentaban menos síntomas y menos probabilidad de sufrir cuatro de los ocho estudiados: ansiedad, depresión, dificultad para dormir y sensibilidad a los pechos o abultamiento abdominal.

El síndrome premenstrual

Este síndrome causa síntomas psicológicos y físicos clínicamente relevantes en hasta el 20 % de las mujeres en edad reproductiva. Las mujeres participantes llenaron un cuestionario sobre su estilo de vida, actividad física y salud reproductiva. Así, indicaron si sufrían alguno de los ocho síntomas comunes: irritabilidad, ansiedad, llanto o más sensibilidad, depresión, dificultad para dormir, dolor abdominal, sensibilidad en los pechos o distensión abdominal, y dolor de cabeza. El estudio usó el Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada (NDVI) para mesurar los espacios verdes próximos a los domicilios de las participantes. También se analizó el IMC y se estimó la exposición residencial a la contaminación atmosférica –dióxido de nitrógeno (NO2) y materia particulada PM2,5 y PM10–.

El investigador de ISGlobal y coordinador del estudio, Payam Dadvand, alerta que al analizarse la exposición a los espacios verdes en un momento concreto en el tiempo, el análisis no mujer ningún resultado significativo. Por eso, destaca la importancia que la exposición sea a largo plazo, donde sí se encontraron beneficios.

Síntomas psicológicos

El investigador de la Universidad de Bergen y primer autor de la publicación, Kai Triebner, ha explicado que tres de los cuatro síntomas que mejoraban eran psicológicos. Esto coincide con el que ya se sabía: el contacto con la natura es beneficioso para reducir el estrés y mejorar la salud mental. Triebner ha añadido que el estrés puede empeorar los síntomas del síndrome premenstrual al aumentar los niveles de la hormona cortisol, que a la vez, podría estar asociado con una liberación más grande de progesterona, que se ha relacionado con la aparición de síntomas del síndrome premenstrual.

Investigaciones previas también relacionan los beneficios de los espacios naturales con el aumento de la actividad física y la reducción de la contaminación atmosférica, pero este estudio no observó un papel mediador.

 

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?