Sandía y melón, entre las frutas más hidratants del verano
Sandía y melón, entre las frutas más hidratants del verano

Paula Sáez

Las frutas más hidratantes para el verano

Ahora que ya estamos en pleno verano y el calor es inevitable, os recomendamos una serie de frutas hidratants, saludables y de temporada para tomar estas semanas.

A punto de empezar el mes de agosto, el calor ya está muy presente en buena parte de nuestro territorio y por este motivo tenemos que buscar formas de combatirlo en nuestro día a día. Ya sea que estemos de vacaciones o bien que nos hayamos quedado en casa, hay una cosa que tenemos que hacer cada día sin excepción: comer. Hacerlo de una forma sana es imprescindible para que nuestro cuerpo funcione mejor y nos podamos sentir más fuertes y capaces de afrontar cualquier reto que el verano nos ponga por delante.

Por este motivo, a continuación os recomendamos una serie de frutas hidratantes y de temporada para poder escoger mejor el tipo que comeremos este meses de calor extremo.

Por qué es tan importante estar hidratados en todo momento

Los expertos recomiendan tomar diariamente 2 litros de agua. Esto no significa que hayamos de tener una botella grande en todo momento al lado, pero sí que paramos cuenta en la cantidad de agua que bebemos cada día, además de asegurarnos de que comemos alimentos hidratantes como frutas. Esta recomendación va tanto en la línea de sentirnos bien y que nuestro cuerpo funcione correctamente como en la precaución de evitar un golpe de calor, muy peligroso debido a que este nivel de deshidratación puede causar náuseas, mareos, fatiga.

Las mejores frutas hidratantes por el verano

  • Sandía: es la fruta hidratando por excelencia, con un 95% de agua. Su escasa aportación calórica, de unas 20 calorías por cada 100 g, la convierte en una fruta ideal para refrescarnos e hidratarnos. La podemos tomar suela o en formato de batido o granizado , para cambiar de sólido a líquido.
  • Melón: contiene cerca del 90% de agua y, como en el caso de la sandía, permite múltiples preparaciones. Una opción es la de elaborar helados caseros, una receta que se puede aplicar a cualquier fruta y es fácil y sana.
  • Piña: además de hidratando y nutritiva, es una fruta que favorece el proceso digestivo, puesto que nos ayuda a desengrasar y a dar un respiro al hígado y al aparato digestivo. Además, es una fruta ideal cuando se ha sometido al organismo a un sobreesfuerzo, cosa muy habitual en verano al ser una época en que se suele abusar de las bebidas alcohólicas, por ejemplo.
  • Tomate: a pesar de que podemos pensar que se trata de una hortaliza, el tomate está catalogado como fruta. Es el alimento veraniego por excelencia, puesto que contiene una gran cantidad de agua (alrededor del 90%), además de vitamina C, antioxidantes y otros nutrientes. Verduras como las espinacas, los espárragos o el apio también son ricos en agua, así que si las incorporamos a la dieta y tomamos agua con regularidad, no nos tendríamos que preocupar en exceso por la hidratación.
  • Pepino: por último, os recomendamos también el pepino, puesto que contiene vitaminas del grupo B, ácido fòlic y minerales como calcio, hierro y zinc. También dispone de alrededor de un 95% de agua y sólo 11 calorías por cada 100 g, de forma que es un alimento ideal durante todo el año, pero especialmente cuando hace calor.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?