La primera torre de 9 de la historia de los Renacuajos, el día de Todos Sants 2010
La primera torre de 9 de la historia de los Renacuajos, el día de Todos Sants 2010

10 años del día más importante de la historia de los Capgrossos

Por Todos los Santos del 2010, la colla mataronense descargaba la torre de 9 con folre y manilles, su primer castillo de gama extra

A los castellers de todas partes, en plena pandemia de Covid-19 , tan sólo los quedan los recuerdos. La actividad de las colles está plenamente suspensa y no parece que ente los próximos meses pueda recuperarse una actividad que implica contacto físico y ninguna distancia: una actividad condenada a esperar que se acabe la pandemia para volver. Es el ejemplo de los Capgrossos de Mataró , que ya hace un año que no actúan y que no saben cuando podrán volver a sacar la camisa azul y la faja del armario. Sin presente y con el futuro pleno de incógnitas, queda el pasado y este domingo, la efeméride no es una cualquiera: hace 10 años el que probablemente sea el día más importante de la historia de los Capgrossos.

Este domingo, fiesta de Todos los Santos, a las 3 y 3 minutos para hacerlo más exacto hará una década exacta de la descargada de la torre de 9 con folre y manilles, el primer castillo de gama extra de la colla castellera local y un hito histórico no sólo por los mataronins sino también por todo el mundo casteller. La imagen de la torre azul es presente a no pocas hogares con pasado capgròs y, de hecho, a pesar de que decolorada es la lona monumental que decora el cubo de ensayo del local de la pandilla, muy visible desde los Jardines del Matadero. Han pasado 10 años desde aquel castillo, cuando la pandilla se hizo grande de golpe y consiguió traspasar una frontera (la que separa los castillos de 9 de los de la gama extra) que hasta entonces parecía restringida a tan sólo 4 agrupaciones. Un hito, la primera torre de 9, que la pandilla dedicó a Mariona Galindo Lora, muerta 4 años antes.

La histórica torre de 9 de los Capgrossos del 1 de noviembre del 2010

La importancia de aquella fiesta de Tots Sants en Vilafranca del Penedès se hace evidente cuando algunos de los protagonistas de aquella torre la recuerdan. Es el caso de Elena Serrano, que fue el anxaneta y que recuerda que "desde que me quité tener el dolor de estómago de los nervios de hacer castillos pero aquel día cuando miraba la gente de la pandilla tenía una sensación diferente a los otros intentos, no sé como explicarlo". Los azules intentan aquel día la torre de 9 después de haberlo hecho, el mismo 2010 pero sin éxito, por Les Santes y el en el Concurso. En Vilafranca hacen la torre y la descargan en una secuencia que Serrano culmina haciendo la aleta en el que es, por sorpresivo que pueda parecer, su primer castillo de 9 al pomo de arriba.

"Recuerdo subir y bajar, rápida y fina pero sobre todo recuerdo justo después, cuando todo el mundo lo celebraba, toda la pandilla lloraba y se abrazaba y en mí no me salían las lágrimas de los nervios, sólo podía llamar", recuerda Serrano que añade que "en aquel momento sabía que era un reto importante pero hasta algún tiempo después no fui consciente de la importancia de aquella torre de 9".

Elena Serrano, anxaneta de la torre, celebrant-la a plaça

Elena Serrano, anxaneta de la torre, celebrándola en plaza

La tercera es la vencida

Los Capgrossos logran la torre de 9 como el tercer castillo de aquel día, después del 3 y el 4 de 9. El cap de colla de los de Mataró era el premianense Lluís Feliu que recuerda que "aquel año habíamos hecho con asiduidad los dos castillos de 9 sabíamos que aquella era la última oportunidad con la torre". Recuerda como justo el día antes, que había actuación en Girona, todavía les faltaba algún integrante del forro que acabaron buscando en última hora y también que, curiosamente, la de Vilafranca era la torre que en el ensayo había llegado menos lejos de los 3 intentos: "supimos aprovechar la experiencia de las leñas y hacer algunos cambios que, junto con la suerte que nos había carecido entes los dos anteriores, nos ayudó a descargarla", razona una década más tarde.

Feliu explica la trascendencia que tuvo aquel objetivo casteller: "Rompimos un techo de vidrio para todo el mundo casteller. Nosotros somos la quinta colla que hacemos castillos de gama extra y estiércol de punta de lanza otras pandillas los años posteriores es decir que contribuimos al enriquecimiento y mejora del mundo casteller en general". El pero de aquel hito, que acabó para suponer el final de etapa para muchos miembros de los Capgrossos: " hubo mucha gente a quien en lugar de espolearlos a continuar y superarse, aquella torre fue un logro y un punto final con los castillos".

 

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?